Rebeli贸n Del 10 de Febrero de 1781 en Oruro

0
1740
Mapa antiguo de la rebeli贸n del 10 de febrero de 1781
en Oruro, Alto Per煤, actual Bolivia.
Todas las sublevaciones ocurridas en la ciudad de Oruro tuvieron un car谩cter especial, pues en ellas los criollos y mestizos se adhieren prontamente a todo levantamiento ind铆gena. Esto preocupo a las autoridades, sobre todo cuando se enteraron de los levantamientos de T煤pac Amaru y T煤pac Katari. Estos antecedentes, eran graves, sobre todo si se tiene en cuenta el estado econ贸mico de esta urbe minera, cuya franca decadencia hab铆a creado un clima de descontento y hostilidades. Las minas semi abandonadas no pod铆an ya sostener a sus propietarios criollos; los 煤nicos habilitados eran los europeos y estos no quer铆an prestar a mestizos ni criollos cantidad alguna, encendi茅ndose m谩s aun el secular odio de clases.
La revoluci贸n del 10 de Febrero de 1781 fue la m谩s sangrienta que jam谩s se vivi贸 en Oruro. Los espa帽oles fueron victimados a palos y piedras, otros escaparon y despu茅s, retorn贸 la represi贸n contra los orure帽os, porque fueron detenidos, encarcelados, traslados a pie a las c谩rceles de Buenos Aires y sentenciados a muerte lenta, sin alimentaci贸n.
Oruro ten铆a el nombre de Real Villa de San Felipe de Austria. Depend铆a de la corona espa帽ola y sus autoridades eran nombradas desde la otra parte del mundo. La riqueza que se extra铆a en forma intensa se llevaba en carretas a los puertos del Pac铆fico y de all铆 se enriquec铆an las arcas del rey Carlos III.
Un d铆a antes, el 9 de febrero, Sebasti谩n Pagador emiti贸 la proclama:
鈥淎migos, paisanos y compa帽eros: Estad ciertos que se intenta la m谩s leve traici贸n contra nosotros por los chapetones; esta noticia acaba de comunic谩rseme por mi hija; en ninguna ocasi贸n podemos mejor dar evidentes pruebas de nuestro amor a la patria, sino en esta; no estimemos en nada nuestras vidas, sacrifiqu茅moslas gustosos en defensa de la libertad; convirtiendo toda la humildad y rendimiento que hemos tenido con los espa帽oles europeos, en ira y furor鈥︹.
Plaza Principal de Oruro
Antes de la revoluci贸n del 10 de Febrero de 1781, hubo m谩s de cien rebeliones o revueltas, calificadas en regionales o locales, por su espontaneidad o planificaci贸n, la mayor铆a de 茅stas tuvo un car谩cter anti fiscal, es decir, en contra del tributo, pero sobre todo en contra del reparto; hubo tambi茅n rebeliones de la masa ind铆gena contra los caciques, sobre todo cuando eran impuestos por el corregidor, o revueltas contra los cl茅rigos por abusos de algunos curas o por tenencia de la tierra.
En la Villa de San Felipe de Austria, la sociedad colonial se caracterizaba por ser estamental, cuya jerarqu铆a se basaba en la riqueza, linaje y raza; de acuerdo a Fernando Caj铆as, la miner铆a fue la actividad econ贸mica dominante, pero aleatoria, con ciclos de auge, de depresi贸n, siendo la actividad m谩s rentable y estable el comercio.
La coca, producto tradicional no pagaba impuestos, a consecuencia de las reformas se establecen impuestos a este producto, las protestas fueron inmediatas. Esta situaci贸n explica por qu茅, entre los acusados de ser cabecillas de la sublevaci贸n, estaban importantes comerciantes como Pedro Ascuas y Bernab茅 Pineda.
Para fines de 1780, la ciudad presentaba dos grupos antag贸nicos muy importantes: el primero formado por mineros-azogueros criollos como Jacinto y Juan de Dios Rodr铆guez, Diego Flores, Isidro de la Riva, Domingo Herrera; por los peque帽os comerciantes como Bernab茅 Pineda, Gregorio Salamanca, Blas Gasc贸n, entre los otros aliados como el partido criollo. El segundo grupo giraba en torno al corregidor Urrutia y su s茅quito vasco entre los que se encontraban Fernando Gurruchaga y Manuel Mugrusa, Jos茅 Ruiz de Soriano, entre otros, conocido como el partido europeo.
Los conflictos econ贸micos, pol铆ticos y la rivalidad entre criollos y europeos, generaron un ambiente propicio para que se diera la sublevaci贸n, sin embargo, fueron tres causas desencadenantes: La noticia y la propagaci贸n de la rebeli贸n de T煤pac Amaru, las elecciones de alcaldes del 1 de enero de 1781 y los conflictos en las milicias que se aprestaban a defender la Villa.
El corregidor Manuel Urrutia organiz贸 una tropa de trescientos hombres, nombr贸 capitanes y dem谩s oficiales como don Manuel Serrano. El 9 de febrero, a las diez de la noche salieron del cuartel algunos soldados de la compa帽铆a de Serrano, pidiendo socorro a los dem谩s, y averiguada la causa, Sebasti谩n Pagador respondi贸 en voz alta los detalles de la famosa proclama, difundi茅ndose el mensaje insurrecto por toda la Villa de San Felipe de Austria. Sebasti谩n Pagador record贸 las vejaciones que sufr铆an por el gobierno espa帽ol y sus seguidores y otras razones que exaltaron los 谩nimos. Estallada la revoluci贸n, el corregidor Urrutia, fug贸 a Cochabamba a pedir auxilio, pero los espa帽oles, los funcionarios p煤blicos, los vasallos del rey, se asilaron en la casa de Jos茅 Endeyza, que luego de un tenaz combate, el pueblo arroj贸 cestas incendiarias de aj铆, para contrarrestar las armas de fuego, hasta destruirlas.
Los espa帽oles m谩s notables fueron victimados a palos y piedras. Los orure帽os, al pasar por la calle del Correo, quitaron las armas del rey, que estaban fijadas sobre la puerta, pis谩ndola y ultraj谩ndolas. Seg煤n los orure帽os, en esta tierra hab铆a fenecido el reinado de Carlos III.
La Revoluci贸n de Oruro fue una verdadera iniciativa de la Guerra de la Independencia, con el deseo manifestado de constituir una patria libre. Los hechos referidos por un historiador realista, los documentos oficiales y parte del corregidor Urrutia, convencen de aquello. Los pasquines sediciosos, seg煤n la 鈥淩elaci贸n Hist贸rica鈥 corroboran este hecho. Los iniciadores y promotores de la revoluci贸n, fueron los criollos vecinos m谩s acaudalados de Oruro, como Juan de Dios Rodr铆guez, Jacinto Rodr铆guez, Delgado, Amezaga, Lazo, Serrano, Gardum, Menacho, Montesinos, Azurduy, los Herrera y Galleguillos. 
El pueblo de Oruro armado de hondas y palos, destituy贸 a las autoridades establecidas y proclam贸 franca y expl铆citamente patria y libertad. Hubo 62 muertos, de los cuales 27 eran espa帽oles, 14 negros, 1 criollo, 1 mestizo y 19 ind铆genas.
Oruro qued贸 en ruinas, despu茅s de la revoluci贸n del 10 de Febrero de 1781. Las casas estaban destruidas, porque tres a帽os despu茅s, cuando todo estaba en calma, retornaron los espa帽oles, persiguieron a los orure帽os, casa por casa, detuvieron a los cabecillas, le echaron sal a las casas derruidas, confiscaron todos sus bienes, mataron a algunos, otros fueron llevados a las c谩rceles de Buenos Aires, muchos murieron en estado de inanici贸n y otros locos, incluyendo a tres mujeres, Mar铆a Quiroz, Mar铆a Francisca Goya y Francisca Orosco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆