Para Covid-19 hay 35 camas de terapia intensiva en el país

0
190

Médicos sugieren contratar servicios privados si se registran más casos. Los profesionales dicen que sólo el 5% de los pacientes necesitarán de cuidados intensivos.

El Gobierno informó que en todo el país hay 252 camas de aislamiento para atender a pacientes con coronavirus y 35 de Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Según el Ministerio de Salud, estos cupos se dispusieron para la contención de la enfermedad en la segunda fase, que es la intrahospitalaria. Los médicos sugieren a las autoridades que contraten servicios en caso de un posible incremento de personas con Covid-19.

“En los nueve departamentos del país tenemos determinados los hospitales (que atenderán a los pacientes con coronavirus)”, dijo ayer el ministro de Salud, Aníbal Cruz. La autoridad explicó escuetamente que en el departamento de La Paz hay cuatro nosocomios con salas de aislamiento, camas y unidades de terapia intensiva. En Cobija (Pando) hay ocho salas de aislamiento, 10 camas disponibles y una cantidad de espacios en UTI.

El ministro sostuvo que en los municipios de Trinidad, Riberalta, Magdalena, Guayaramerín, Huacaraje, Baure, San Ramón, San Joaquín, Santa Rosa, San Borja, Rurrenabaque, Reyes, Exaltación y Santa Ana, en Beni, se habilitaron camas de aislamiento.

En Cercado y Sacaba de Cochabamba también se cuentan con camas y UTI, al igual que en Potosí con un centro, en Santa Cruz con seis, en Tarija con uno y en Oruro con dos unidades.

Cruz aseguró que en total hay “252 camas disponibles y 35 unidades de terapia intensiva para todo el país”. Estos espacios estarán designados para la segunda fase del coronavirus en Bolivia: la de internación dentro de los hospitales.

De acuerdo con el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, actualmente la cantidad de camas “es suficiente”, teniendo en cuenta que hasta el momento hay 12 casos positivos en todo el país y la mayoría de los pacientes están aislados en sus domicilios. “No tenemos pacientes internados con coronavirus para ver qué más necesitaremos”, explicó.

Indicó que ahora se debe esperar hasta el domingo para identificar la cantidad de casos que se tendrán en el país y a base de este resultado se determinarán otras medidas más. “Se toma esa fecha como parámetro porque ahí se verá la curva epidemiológica para ver cuántos casos hay en el país porque los contactos de los positivos presentarán los síntomas de la enfermedad”, dijo.

El director del Hospital General, Óscar Romero, explicó que desde el punto de vista práctico, esa cantidad de camas hasta el momento es adecuada. “Esto es en tanto y en cuanto no tenemos todavía un paciente para terapia intensiva”, sostuvo.

Romero dijo que si se requieren más camas, probablemente se puede “contratar, alquilar o comprar servicios de clínicas privadas porque en el sistema público siempre faltaron camas”, incluso antes de la presencia de la enfermedad.

Larrea sostuvo que el Gobierno ahora debe pensar en ampliar el servicio, principalmente de terapia intensiva, ya que la enfermedad puede expandirse. “Esperemos que eso no pase”, aclaró.

El Ministro de Salud dijo que para una tercera fase está previsto ampliar los espacios de atención. Es decir que se contaría con 200 camas de aislamiento, 10 camas de acogida y 48 UTI.

Romero aseguró que “no es bueno entrar en pánico” ya que no todos los bolivianos se enfermarán, y de la cantidad que sean afectados por el virus, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80% se recuperará dentro del domicilio, el 15% tendrá problemas en su salud y requerirá internación en los hospitales y sólo el 5% necesitará de una UTI.

Pero, el déficit de camas en UTI es latente en el país. La OMS informó que al menos el 10% del total de las camas de un hospital deben destinarse para cuidados intensivos.

En La Paz, el Hospital de Clínicas debería tener 40 camas de UTI por las 400 de internación que cuenta, “pero simplemente tiene tres”, dijo Romero.

Según un reportaje que Página Siete publicó en junio del año 2019, en todo el país hay 145 camas de UTI para 5,6 millones de personas que acuden al sistema público. Santa Cruz tiene 41. Le sigue La Paz con 33, pero 17 sin funcionar. Chuquisaca tiene 21 camas, le sigue Cochabamba con 14 y Beni con 11 espacios.

Tarija cuenta con 10 camas, Oruro atiende con nueve y Potosí da este servicio con seis. Pando no tiene camas de terapia intensiva.

Larrea explicó que no todas esas camas estarán destinadas para atender a pacientes de esta patología. “Por eso se debe pensar en la compra de servicios de privados”, sostuvo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí