La Presidenta Jeanine Áñez y Arturo Murillo usa una ‘tarjeta bloqueadora de virus’ cuestionada en otros países

0
168

El producto emite una sustancia que supuestamente esteriliza el ambiente. Sin embargo, no tiene respaldo científico. No está autorizada para la venta en algunos países de Asia y Estados Unidos

Una tarjeta que se cuelga del cuello y que supuestamente bloquea los virus y bacterias que rodean a las personas que la usan, está dando de qué hablar en las redes sociales, luego de que se viera a la presidenta Jeanine Áñez usar uno de estos dispositivos en sus últimas apariciones públicas.

Estas tarjetas, de fabricación japonesa, son comercializadas en Bolivia por un valor aproximado de Bs 120. Contienen dióxido de cloro, una sustancia que es utilizada para esterilizar superficies y, según sus fabricantes, desinfecta el aire que está a su alrededor durante 30 días.

Sin embargo, organismos internacionales, como la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA), advierten de que no tienen evidencia científica y que no se ha evaluado su seguridad. En varios países de Asia y Estados Unidos se ha impedido la comercialización de estos productos. “En medio de esta emergencia mundial, todavía hay quienes procuran aprovechar de hacer declaraciones falsas, estafar y vender productos de inferior calidad”, señala un artículo publicado en el sitio web de la EPA.

Polémica en redes sociales

La aparición de la presidenta Áñez y el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, utilizando estos productos motivó todo tipo de comentarios y disparó las búsquedas de la tarjeta en redes sociales.

Hay usuarios que cuestionan la seguridad del producto y otros que lamentan no poder acceder a uno. “Ellos con la tarjeta de proteccion antiviral, mientras el pueblo abandonado”, escribió Ely Morales en Twitter.

“Esas tarjetas no trabajan y todo el mundo educado lo sabe. Están prohibidas en Asia y EEUU porque dan un falso sentido de protección. Que vergüenza para Bolivia”, escribió otro usuario. Sin embargo hay quienes defienden su uso y afirman que “cada quien se protege como quiere”.

Mientras la polémica crece, la oferta de estos productos se dispara en Bolivia a través de las redes sociales durante la pandemia de coronavirus, que hasta este viernes tenía más 3.577 infectados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí