IDIF dice que muertes no son por arma militar

0
148

La Fiscalía contó más de 110 casos de investigación desde el 21 de octubre, un día después de las elecciones.

El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) resaltó que ninguno de los decesos durante el conflicto en el país fue producto de armas militares y policiales. El director de esta instancia, Andrés Flores, informó de que los calibres de las balas son de armas no reglamentarias, pero a la vez no explicó la distancia en la que ingresaron los proyectiles a los cuerpos. A la vez, la Fiscalía General del Estado señaló que en esta etapa de crisis se abrieron 110 casos.

Flores enumeró los decesos desde el 30 de octubre, diez días después de las elecciones generales. Dijo que en Santa Cruz se confirmó cuatro muertes, de los cuales tres fueron por armas no reglamentarias. En Cochabamba se realizó 12 autopsias médico legales. Una muerte por perdigón, en los conflictos de Sacaba hubo nueve fallecidos y de los cuales solo se recolectó un proyectil que corresponde al calibre 5,56 milímetros.

En La Paz, hay un muerto por perdigón, mientras que en el caso de Senkata, en El Alto, de los ocho fallecidos se encontraron proyectiles en cinco cuerpos: tres del calibre 22 y dos de nueve. En Betanzos hubo un fallecido y no se recolectó balas.

“La agresividad de un proyectil de arma larga es fuerte. El orificio de entrada es pequeño, pero el de salida es destructivo. Las características del orificio de salida son traumáticas. Y en los cuerpos encontrados tanto en la ciudad de Sacaba como en Senkata no se halló estos orificios y por eso apuntó a la utilización de armas cortas, revólver calibre 22 y nueve (milímetros), porque los proyectiles entraron y no salieron”, destacó Flores.

Fallecidos por conflicto

Desde el 30 de octubre se inició la escalada de muertes producto de los conflictos. Hubo decesos en Montero, Sacaba, Betanzos y El Alto. Además de heridos en Yapacaní, Challapata y La Paz. En este último grupo, también todos los proyectiles no son de armas reglamentarias. Por ejemplo, en el caso de la caravana de mineros que se trasladaba de Potosí a La Paz y que fueron emboscados cerca a Challapata, los cuerpos tienen orificios de proyectiles calibre 22, según informó la fiscalía.

Sin embargo, Flores no explicó la distancia entre el momento de disparo y el cuerpo afectado. “Eso está en proceso de investigación. Por ahora solo tenemos datos de los proyectiles”, dijo el director nacional del IDIF.

La Defensoría del Pueblo aseguró que las muertes en Senkata son producto de armas militares.

En los conflictos en Caranavi, en mayo de 2010, se comprobó que las dos muertes de manifestantes fueron por proyectiles de armas no reglamentarias, pero luego se estableció que el armamento corto fue utilizado por policías.

Mientras, la Fiscalía General del Estado oficializó que desde el 21 de octubre se abrieron 110 procesos de investigación, entre ellos al expresidente Evo Morales por el delito de terrorismo y sedición.

“La apertura de casos son a partir del 21 de octubre, fecha en que se iniciaron las protestas. La tipificación de los delitos son varios. En cada hecho que sucede estamos abriendo un proceso legal”, afirmó el fiscal de distrito de La Paz, William Alave.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí