El MAS reconoce a Jeanine Áñez y destraba las nuevas elecciones

0
136

En la exposición de motivos de su propuesta dicen que Evo y Álvaro se asilaron y que abandonaron sus funciones. La senadora Adriana Salvatierra manifiesta su disidencia.

El MAS en la Asamblea destrabó las nuevas elecciones tras admitir que Evo Morales y Álvaro García Linera renunciaron, que al salir exiliados a México abandonaron sus funciones y que el Gobierno de Jeanine Áñez es “legítimo”.

Los senadores y diputados consolidaron ayer sus directivas. La Cámara Alta eligió como presidente de la Comisión de Constitución al senador y excandidato a la Presidencia por Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, acompañado por sus colegas del MAS Adriana Salvatierra y Ciro Zabala.

Apenas se conformó esta comisión, arrancó su trabajo para consensuar una ley corta que tiene tres objetivos: anular las elecciones del 20 de octubre, designar nuevos integrantes del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y convocar a las elecciones generales en el menor tiempo posible.

Por la tarde, el cambio de actitud del partido que tiene mayoría en la Asamblea se evidenció también en Diputados, donde el consolidado presidente Sergio Choque (MAS) anunció que desde el viernes, cuando la ley que ahora se trata en el Senado llegue a la Cámara Baja, “se trabajará por tiempo y materia, los días que sean necesarios, hasta aprobarla y consolidar la paz”.

La presidenta Jeanine Áñez envió un proyecto de ley a la Comisión de Constitución del Senado, mientras que el MAS también planteó otro.

En el documento de exposición de motivos de la propuesta que presentó la bancada del MAS hay admisiones importantes.

El texto advierte que la propuesta denominada Ley excepcional y transitoria para la realización de elecciones nacionales y subnacionales se realiza “en cumplimiento al artículo169. I de la Constitución Política del Estado (CPE) que establece la línea de sucesión constitucional presidencial, la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores de la Asamblea Legislativa en fecha 12 de noviembre de 2019, con el mandato de convocar a nuevas elecciones en el plazo máximo de 90 días”.

El documento acota que Morales y García Linera “han presentado renuncia definitiva… y solicitado asilo en México, país que les otorgó y en el que se encuentran actualmente habiendo hecho abandono de sus funciones y provocado la vacancia de las mismas”.

Y tercero, sostiene que la investidura de la actual presidenta del Estado surge de la sucesión constitucional, determinando como objetivo principal de su mandato la convocatoria a elecciones generales del país, configurando inequívocamente su razón de legitimidad en el cumplimiento de este cometido, inexcusable por su naturaleza transitoria.

La división dentro del MAS es evidente. Pese a que el documento se difundió por vía oficial, más tarde la senadora Adriana Salvatierra escribió en su cuenta de Twitter: “Es importante aclarar en honor a la verdad que circula un documento falso. La exposición de motivos del proyecto de ley que presentó la bancada del MAS-IPSP es esta. Pido a los medios corregir el dato”.

Las principales coincidencias de ambos proyectos, según el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, es que ambos apuestan en primera instancia por establecer la nulidad de la elección que se realizó el 20 de octubre.

El mecanismo deberá ser establecido en el proceso, pero ambos documentos convocan a una nueva elección de vocales del TSE y de los departamentales.

Hay dos diferencias que deberán limarse en el camino. La propuesta del MAS señala que se debe ir a las elecciones con el padrón existente actualmente.

Por su parte, el proyecto oficialista plantea el saneamiento del padrón. El ministro de Justicia explicó que la Organización de Estados Americanos emitirá un informe final de las elecciones, donde se establecerán los problemas del padrón y ofreció ayuda para subsanarlos. La tercera diferencia es que el proyecto del MAS postula que se mantengan los candidatos del 20 de octubre. La oficialista manifiesta que las organizaciones políticas pueden presentar otros candidatos si así lo definen.

PAÚL FRANCO ASUME COMO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL; SUSTITUYE A PETRONILO FLORES

El magistrado Paúl Franco asumió ayer como nuevo presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional, después de la renuncia presentada por Petronilo Flores, que estuvo menos de dos años en el cargo. Se informó que dimitió a consecuencia de los problemas políticos y sociales en el país que derivaron en la renuncia de Evo Morales, que actualmente se encuentra con asilo en México.

Luego de una reunión de sala plena, que se extendió por casi toda la jornada, los magistrados decidieron elegir como nuevo presidente a su colega Paúl Franco, que asumió funciones en mayo de este año tras la renuncia de Orlando Ceballos, que fue denunciado por violencia familiar.

El Tribunal Constitucional Plurinacional cuenta con nueve magistrados que asumieron funciones en enero de 2018, después de las elecciones judiciales.

El Tribunal Constitucional se pronunció el martes 12 sobre la sucesión presidencial, después de la renuncia del presidente y del vicepresidente del Estado; de la presidenta y primer vicepresidente del Senado, así como del presidente y primer vicepresidente de la Cámara de Diputados, todos del Movimiento Al Socialismo (MAS).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí