Dia del Trabajo

0
438
Cada 1 de mayo se celebra el Día del Trabajo en todos los países del mundo y en Bolivia. La historia nos cuenta que el hombre viene luchando por mejores condiciones laborales desde la revolución industrial, época donde los obreros fueron sistemáticamente reemplazados por las máquinas.

El académico de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Mayor de San Andrés nos plantea que esta conmemoración siempre constituye una fecha de mucha importancia para los trabajadores del mundo en general y para los trabajadores bolivianos en particular. Remarca que es un momento de reflexión y mucho más en el momento que estamos viviendo y que esta viviendo América Latina; de procesos de cambio, tanto en Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Brasil y en nuestro país. Enfatiza que hay un proceso de cambio que no se puede ignorar.

Trabajador Boliviano
 

En un análisis respecto a la organización sindical en sí, nos dice: “Hay un despertar de las comunidades indígenas de manera organizada y por otra parte es tambien importante indicar que el modelo neoliberal lo que ha hecho es desarticular las organizaciones sindicales y políticas de izquierda a su mínima expresión. Estamos recobrando nuestra memoria, estamos entendiendo lo que pasa en nuestro medio y queremos proyectarnos hacia el futuro. Eso significa fortalecer las organizaciones sindicales y fortalecer las organizaciones de trabajadores asalariados que existen. Al no estar sindicalizados existe la necesidad de que tomen conciencia de lo que se esta viviendo y de lo que se tiene que pensar a futuro”.

Respecto al significado sociohistórico de la fecha, nos manifiesta que “El primero de mayo es un momento de reflexión, de presentar demandas y eso esta bien y no va a terminar. Pero tambien debemos aprovechar esta fecha para recuperar la conciencia, recuperar la necesidad de organizarnos políticamente porque hay que cuidar este proceso, con todas las debilidades que tenga, tiene grandes fortalezas. Eso tiene que profundizarse no solo para vivir bien, sino para vivir mejor” asegura Julio Velasquez.

Continuando con el análisis nos dice: “Con tiempos históricos muy diferentes, los trabajadores del siglo vigesimo, estaban iniciandose en esto que se llama organizarse. Las primeras organizaciones sindicales, particularmente de los trabajadores mineros datan de las decadas de 1910 a 1920, que empezaron a plantear demandas a sus empresarios Patiño, Hoschild y Aramayo. Hoy estamos casi en un proceso similar, en un proceso de concientización de los trabajadores asalariados no organizados”.

En la última parte de sus comentarios, manifiesta que en ciudades como El Alto y otras, se presenta la siguiente situación: “Muchos son los trabajadores que perciben salario y no tienen una organización sindical, entonces hay que trabajar nuevamente para que adquirieran conciencia de su situación de trabajadores asalariados, de fortalecer sus organizaciones sindicales y políticas para poder avanzar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí