La presidenta Jeanine Áñez declaró “personas no gratas” a la embajadora de México y a la encargada de negocios de España. La Canciller aguarda que ambos países designen a sus nuevos representantes.

La presidenta Jeanine Áñez declaró este lunes ‘personas no gratas’ a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, y al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández. Además, les brindó un plazo de 72 horas para abandonar el país.

La declaratoria y la solicitud de abandonar el país, no solo llegó a las altas autoridades diplomáticas de ambos países, sino también que aplicó al grupo de funcionarios de España que intentaron ingresar encapuchados a la residencia de la embajada de México en La Paz.

“Este grupo de representantes de los Gobiernos de México y España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del Gobierno constitucional de Bolivia”, indicó Áñez.

La canciller Karen Longaric aclaró que esta declaratoria no implica una ruptura de las relaciones diplomáticas con ambos países, sino, es una exigencia para que ambos gobiernos acrediten a nuevos funcionarios en reemplazo de “quienes irrespetaron la soberanía de Bolivia”.

Origen de la tensión diplomática 

El pasado viernes cuatro miembros del GEO español, un grupo de élite que se encarga de la protección de diplomáticos, intentaron ingresar encapuchados a la residencia de México, aduciendo que estaban acompañando a dos altos diplomáticos españoles en una “visita de cortesía” a sus pares mexicanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí